Email : info@imatclinic.com
  Contact : +34-93 664 27 37 | WhatsApp: 678639161 | Av. 309 nº 2, Castelldefels

Cómo preparar la piel para la primera exposición solar

Se acerca el verano y las ganas de estar bronceados aumentan. Pero hay que ir con cuidado, después de estar todo el invierno sin estar expuestos al sol, los primeros rayos dañen tu piel.

Es importante que tu piel esté preparada para los primeros rayos solares y que cuides tu piel tanto por fuera como por dentro.

Tratamientos externos

  • Exfolia tu piel: debes eliminar las impurezas y células muertas con un buen exfoliante de esta forma, renovarás tu epidermis y favorecerá al bronceado.
  • Hidrata tu piel: Aunque siempre es recomendable, ahora más que nunca. Después de un duro invierno, tu piel necesita cuidados. Además, después de la exfoliación, tu piel se mostrará más receptiva y es un buen momento para hidratarla en profundidad.

No te olvides de los tratamientos internos

Aunque sea importante cuidar tu piel de forma externa, la salud de la piel está en manos de nuestras células, del metabolismo interno y de los muchos procesos fisiológicos que dependen sobre todo, de nuestros hábitos de vida. Y es que, la alimentación, el ejercicio y el descanso son determinantes a la hora de asegurarnos un bronceado sin efectos dañinos en la piel.

  • Incorpora a tu dieta vitaminas y antioxidantes: las vitaminas y antioxidantes son de gran importancia. Estos, facilitan la producción de colágeno, fundamental para mantener la elasticidad y tonicidad de la piel. Los antioxidantes los podrás encontrar en alimentos como los frutos rojos, verduras de hoja verde y té verde entre otros.
  • Apuesta por alimentos ricos en betacaroteno: es una vitamina que se encuentra en alimentos como zanahorias, tomates, albaricoques, melones… Estos alimentos estimulan la síntesis de melanina y preparan tu piel para el bronceado.
  • Ácidos grasos omega 3: estos protegen las membranas celulares. Para ingerirlos, aumenta el consumo de pescado azul como atún, anchoa, caballa o salmón.
  • Purifica tu piel de forma natural: hazte todas las mañanas un zumo. Puedes optar por zumo de limón exprimido con agua mineral o bien por zumo de naranja y zanahoria. Este cóctel, te permitirá evitar las rojeces y purificará tu piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *