Email : info@imatclinic.com
  Contact : +34-93 664 27 37 | WhatsApp: 678639161 | Av. 309 nº 2, Castelldefels

Una alimentación inadecuada provoca alteraciones en la piel

Algunos alimentos y determinadas formas de prepararlos causan alteraciones en el metabolismo que se manifiestan en la piel sobre todo en forma de arrugas y acné. La importancia de la dieta para la salud se conoce desde antiguo  “somos lo que comemos”.

Superávits nutricionales que alteran la piel

La carotenemia, que da a la piel una coloración amarillenta o naranja, puede deberse a un consumo excesivo de vegetales con alto contenido en betacarotenos, esto es, verduras o frutas de color naranja o rojo (zanahoria, calabaza, fresa, naranja, pimientos, etc.).

La licopenemia, producida por un consumo excesivo de frutas y verduras con alto contenido en licopeno, también tiñe la piel de amarillo o naranja. La fuente principal de licopeno es el tomate, pero lo hay también en las zanahorias rojas, el pimiento rojo y la sandía. No hay licopeno en las fresas ni las cerezas, aunque sean rojas, y sí en el perejil, aunque sea verde.

La hiperlipidemia, o lo que es lo mismo, el exceso de grasas en sangre, da lugar a la formación de placas amarillentas en el ángulo interior del párpado superior conocidas como xantelasmas.

Alimentos que es preferible mantener a raya

  • El exceso de azúcares incrementa la secreción sebácea, lo que lleva a la aparición de espinillas y al empeoramiento de las pieles propensas al acné. Se ha comprobado que las lesiones por acné mejoran al reducir el consumo de azúcar, y estudios poblacionales han puesto en evidencia una diferencia de más del 50% en la presencia de acné entre poblaciones adolescentes con alto y bajo consumo de azúcares.
  • Con la edad, el azúcar afecta además a la producción de colágeno y elastina, contribuyendo al envejecimiento de la piel y al marcado de las líneas de expresión.
  • El exceso de sal supone una retención de líquidos que en el rostro se acumula formando bolsas bajo los ojos y que daña la células epiteliales disminuyendo la elasticidad de la piel.
  • Algunos expertos aseguran que la carne de animales criados en cautividad y alimentados con compuestos con alto contenidos en hormonas puede causar acné e inflamación.
  • Por último, se puede decir con cierta seguridad que el chocolate negro no es malo para la piel; tal vez sí lo sea el mezclado con leche o con azúcares añadidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *