Facebook: imatcliniccastelldefels | Instagram: @imatclinic

Email : info@imatclinic.com
  Contact : +34-93 664 27 37 | WhatsApp: 678639161 | Av. 309 nº 2, Castelldefels

¿Cómo evitar la piel seca durante el invierno?

De una manera u otra, cada estación afecta al estado natural de nuestra piel. Pero es ahora en invierno, cuando nuestra piel presenta un aspecto más seco y con menos luz respecto al resto de estaciones.

Está demostrado que el frío afecta a nuestra piel y esto afecta a su estado. Hoy, te vamos a dar algunos consejos para poder lucir una piel perfecta durante los meses más fríos.

Hidrata tu piel a diario

Una de las principales claves para lucir una piel tersa y luminosa es hidratarla a diario. Por un lado, debes hidratarla de manera externa con cremas hidratantes y por otro, hidratarla por dentro ingiriendo 2 litros de agua mínimo al día.

Cuidado con los cambios bruscos de temperatura

Los cambios bruscos de temperatura afectan al estado de nuestra piel y más cuando estos cambios vienen acompañados de frío.

El frío y las temperaturas bajan, secan nuestra piel y en ocasiones puede quebrarse o pelarse en zonas como el rostro. Por ello, moderar la temperatura en el hogar y no someter a tu piel a cambios bruscos, puede ser un factor clave a tener en cuenta.

Cuando te duches, modera la temperatura

Sabemos que una ducha calentita en pleno invierno apetece a todos pero si antes hablábamos a tener cuidado con los cambios bruscos de temperatura, en la ducha no iba a ser menos.

El agua a altas temperaturas reseca mucho la piel, así pues, modera la temperatura y encuentra una temperatura moderada.

Incrementa el consumo de cítricos y antioxidantes

Claro está que la vitamina C tiene gran cantidad de beneficios para nuestra piel así pues, aprovecha el invierno para consumir cítricos como naranjas, limas o pomelos. ¡Están en su mejor época!

Los cítricos contienen:

  • Vitamina C: Ayuda a preservar la calidad de la piel de forma interna mejorando así, la formación de las fibras de colágeno y elastina.
  • Vitamina A: Ayuda a mejorar las partes más externas de la piel.
  • Potasio, magnesio y calcio: Ayudan a preservar la salud cutánea.

 

Expuestos estos consejos, desde ImatClinic, te recomendamos que los pongas en prácticas. En pocas semanas, verás como el aspecto de tu piel ha mejorado. ¿Te animas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *